CoolSculpting, técnicamente conocida como criolipólisis, se puede definir como un procedimiento médico no invasivo para contornear el exceso de grasa corporal congelando el exceso de células grasas presentes en la piel.

Mediante el proceso de congelación, las células grasas se destruyen por completo y se eliminan del cuerpo. Este ha sido identificado como el efecto más ventajoso obtenido con el procedimiento. Dado que la piel no se rompe ni se corta, no quedan cicatrices, lo que hace que este sea un procedimiento de bajo riesgo. Las infecciones como efecto secundario de este procedimiento son casi nulas.

¿Qué tan efectivo es CoolSculpting?

CoolSculpting es un procedimiento que ofrece excelentes resultados, sin causar molestias al paciente. Teniendo en cuenta su naturaleza no invasiva, también es uno de los tratamientos más seguros para quienes buscan combatir el exceso de grasa. Con una buena dieta y un régimen de ejercicio, podrás mantener los resultados del procedimiento CoolSculpting durante mucho tiempo.